BIOGRAFIA: Rodolfo "Chango" Casanova



Una de las pocas fotos de Casanova (de negro) que existen





























Una de las pocas fotos que existen de Casanova (de negro). Aqui con Baby Arizmendi (izquierda) y Kid Azteca.
odolfo "Chango" Casanova nació el 21 de junio de 1915 en León, Guanajuato.
Murió tristemente en un albergue de la avenida Doctor Vertiz, en la colonia de los Doctores del Distrito
Federal. Cenó unos taquitos. Platicó con sus amigos. Se durmió sin volver abrir los ojos. La noticia de su muerte causó gran conmoción en el mundo de fistiana (golpes).
Rodolfo murió a los 65 años de edad el 23 de noviembre de 1980.
Rodolfo "ElChango" Casanova, fue el ídolo másgrandes que ha existido en el boxeomexicano.
Casanova tuvo otro hermano boxeador, pero él fue el que sobresalió.
En la escuela a él y a su hermano Carlos los bautizaron como "Los Changos". Ningún otro se adaptabamejor que aquel mote debido a las características simiéscas de los muchachos. Sus puños dictaban la ley entre el estudiantado y todos respetaban y temían a "Los Changos". Por sus constantes pleitos fueron
expulsados de la escuela y ello motivó que se dedicaran al boxeo.
Fue en el famoso barrio de La Lagunilla donde los dos temibles hermanos fueon abriéndose paso hasta que fueron adoptados por el brutal pero atractivo y emotivo de deporte "de las orejas de coliflor", el que los metió al gimnasio ya ganarse la vida en esa forma de enchuecar narices.
Lamentablemente, la vida de nuestro personaje tomó un rumbo distinto al deporte y se aficionó al alcohol quedando embrutecido para siempre.
Disputó el cetro mundial gallo al puertorriqueño Sixto Escobar en Canadá pero fue noqueado en el noveno.
Se dice que tenía una semana de cortarse la borrachera. Llegó a pelear en el Madison Square Garden de
Nueva York. Lo máximo que llegó a ganar fueron doce mil pesos ganando a Kid Azteca. Era mucho dinero. En 
ese tiempo una casa valía tres mil pesos, un automóvil dos mil, etc.
Su último combate fue en 1944 contra Pedro Ortega "El Jaibo" perdiendo por nocaut en tres. Ya estaba acabado.
Fue dirigido también por Arturo "Cuyo" Hernández, ex manager de otros dos grandes ídolos: José "Toluco"  López y Rubén "Púas" Olivares.
Fuera y dentro del ring, Casanova fue tratado rudamente. Su espíritu rebelde , mezclado a una rara filosofía de la vida, acabaron por arruinarlo. Elfactor dinero nunca le importó, ni tampoco gustó de las camisas de seda, de la ropa elegante, mucho menos los automóviles lujosos, ni de las comodidades.
Fue de la más sencilla arcilla del pueblo, pero no era moldeable.
Nunca le interesó que lo hicieran pedazos. Que fabricaran dinero a sus costillas, ni que lo levantaran allá por Garibaldi como a un saco de papas cuando perdía el control.
El se concretaba a vivir su vida y no porque la fama lo hubiera deslumbrado, porque él no fue de los que  enloquecieron cuando ascendió a estrella de gran magnitud.
Casanova combatió de 1932 a 1942. Hizo una carrera rapidísima, pues en pocos combates se situó como una  estrella, tras haber sembrado su camino de nocauts.
Así,sin mayor experiencia, fue contratado para combatir a 10 rounds con Speede Dado en El Toreo. La  pelea no duró tanto, porque un zarpazo de la fiera puso al filipino en la lona para la cuenta de los 10 segundos en el cuarto asalto.
Su hazaña ocupó los titulares de los periódicos y convertido en el nuevo asesino fue llevado a Los  Angeles, California, para realizar la revancha.
Entonces Casanova perdió la decisión, pero el indio no era de los que arredraban y superó en Los Angeles a Young Tommy, en la que se consideraba como una de las exhibiciones más feroces de su vida sobre los cuadriláteros.
Entonces se convirtió el rico filón de oro para los promotores. En 1933 registró Casanova una demostración de poderío tan cruel que ese capítulo permanece imborrable en la mente de los aficionados. Fue en su pelea contra Young Tommy, en la Arena Nacional.
Tommy se desplomó con un golpe de derecha al corazón y en su esquina trataron de revivirlo para que continuara en la lucha, pero todo fue inútil.
Lo llevaron medio muerto a su vestidor después de haber probado la dinamita del ídolo mexicano.
Más adelante ganó el título nacional pluma derrotando a Juan Zurita, el 15 de septiembre de 1934 y a Manuel Villa le arrebató el de los ligeros el 23 de noviembre de 1935.
 Alrededor de su eje se formó el famoso "Triangulo del Boxeo", que completaron Joe Conde y Zurita, quien años más tarde se convirtió en campeón mundial de los ligeros.
La madeja se tejió así: Rodolfo apaleaba a Juan Zurita, éste le pegaba a Conde y el mazatleco le ganaba a Casanova. Ellos  llevaron sobre sus hombros una buena parte de la historia del deporte de los puñetazos.
En 1937 Rodolfo perdió el título ligero por nocaut en el primer round ante Joe Conde y el 7 de septiembre del mismo año la Comisión de Boxeo le retiró el de los plumas.
Aquellos que vieron a Freddie Miller abrazarse a la muerte en el ring en 1934 y presenciaron los combates contra Speed Dado, rechazan las versiones sobre "peleas arregladas" que salieron a la
circulación cuando él no podía defender con sus puños su reputación sobre el ring.
Siempre colocado ante la prueba máxima a lo cual tuvo que acostumbrarse desde los primeros días de su carrera, Casanova mostró su calidad una y otra vez y una de sus exhibiciones fue la noche del 8 de junio de 1935 cuando superó en 10 asaltos a Baby Arizmendi.
Y el 1º. de enero de 1938 en El Toreo peleó como un bulldog del cuadrilátero contra Freddie Miller, campeón mundial de los plumas.
Miller terminó de pie pero camino a los vestidores perdió el conocimiento. Le inyectaron adrenalina para tonificarle el corazón. El golpe paralizante de Rodolfo "El Chango" Casanova lo puso a las puertas de la muerte y ese mismo año Casanova derrotó a Kid Azteca concediéndole cinco kilos en la báscula.
Esas hazañas ya su desgracia avasalladoramente humana, hicieron de Casanova el número uno en el corazón de los aficionados. Cuando su manager Luis Morales murió en 1939, "El Chango" fue prácticamente abandonado a su suerte. Ya no interesaba gran cosa. No hacía condición para pelear, se entregaba a locuras fuera del ring y subía al cuadrilátero con la cabeza llena de avispas. Pese a todo esto, nadie pudo quitarlo de la idolatría de los aficionados mexicanos.
Aquel boxeador que fuera tan idolatrado, tan famoso, se dobló frente a las bebidas alcohólicas y terminó siendo un guiñapo.
Lástima, pero esa es la triste realidad.
Cuando Rodolfo se internacionaliza, se enfrenta a una realidad, no ha aprendido a defenderse, lo que motiva que ya piense en el retiro de tan difícil y peligrosa actividad. Se aleja del gimnasio, cuelga los guantes y se dedica a otras actividades sin dejar de pensar en los buenos momentos que le proporcionó el boxeo, el deporte de sus amores.
Rodolfo se había convertido en el sueño de todo promotor, así que le sobraban los jugosos contratos, lástima que no supo administrarse llevándolo su vida licensiosa a un rotundo fracaso.
Por un tiempo, Casanova estuvo internado en Mixcoac en el manicomio de "La Castañeda". No estaba loco y pedia continuamente que lo sacaran pero estaba a disposición del licenciado Ernesto Uruchurto ex regente del Distrito Federal. No lo dejaban salir porque era alcohólico. Prometia que se iba a portar bien pero
sus amigotes se lo llevaban a las cantinas y regresaba al alcoholismo.

BUSQUE OTRAS BIOGRAFIIAS EN LAS PAGINAS DE LA HISTORIA DEL BOXEO MEXICANO